The MasterBlog: Socialismo quiéranlo o NOEl oficialismo tiene la manía de cambiarle el nombre a todo.
Subscribe to The MasterBlog in a Reader Subscribe to The MasterBlog by Email

MasterBlogs Headlines

Wednesday, December 19, 2007

Socialismo quiéranlo o NOEl oficialismo tiene la manía de cambiarle el nombre a todo.

Socialismo quiéranlo o NO

Caracas, martes 18 de diciembre, 2007

Opinión

El oficialismo tiene la manía de cambiarle el nombre a todo. Estas acciones lucen a primera vista como mecanismos ingenuos para dar la impresión, ante una opinión pública desprevenida, de que existe un Gobierno que está tomando decisiones.

La realidad es completamente diferente. Al revisar las páginas de la historia, nos encontramos conque suelen ser gobiernos autoritarios, caracterizados por marcadas posiciones ideológicas que intentan imponer por la fuerza, los que con frecuencia recurren a este tipo de procedimientos.

Hitler, por ejemplo, cambió los símbolos patrios de Alemania, imponiendo la svástica como bandera, que no era otra cosa que el emblema de su propio partido nacional socialista. Por esa vía se implantó, en aquella sociedad, la convicción de que un partido único -el nazi- se había apoderado de la voluntad de toda la nación.

Lenin y Stalin también recurrieron al mismo arbitrio. Dentro del territorio del antiguo Imperio Ruso que había sido abolido por la revolución de 1917, le cambian el nombre a Rusia y conforman en 1922 la URSS. Proceden también a cambiar la tradicional bandera rusa, la cual reemplazan por la bandera roja de los comunistas, que ostenta el símbolo de ese partido: la hoz y el martillo. Asimismo, a la antigua San Petersburgo capital del Imperio Ruso por más de doscientos años, le cambian el nombre por el de Leningrado.

En China, Mao Tse-tung repite la misma estrategia. La bandera china de cinco franjas de color rojo, amarillo, azul, blanco y negro es reemplazada en 1949 por la actual bandera roja, con cinco estrellas amarillas, que simboliza la unidad del pueblo revolucionario bajo la dirección del partido comunista. Ese mismo año Mao modifica el nombre de su nación, anteponiéndole el calificativo de República Popular.

Muamar Gadafi -el dictador libio que asume el poder después de un golpe de Estado en 1969 y que durante muchos años fue acusado de financiar el terrorismo internacional- le cambió también el nombre a Libia, la cual pasó a denominarse "Yamahiriyya (Estado de las masas) Árabe Libia Popular Socialista". Y en 1977 cambia también la bandera de su país.

En fin, razones de espacio me impiden seguir citando infinidad de ejemplos similares. Dejo claro, sin embargo, que a lo largo del siglo XX este tipo de mecanismos fue un recurso habitual entre gobernantes que tenían un denominador común: todos fueron dictadores que pretendieron borrar los puntos de referencia histórica de sus respectivas naciones e intentaron imponer por la fuerza una ideología única a sus conciudadanos. Sin excepción, todos procuraron también extender esa ideología más allá de sus fronteras y todos se caracterizaron por el irrespeto a los derechos humanos más elementales.

En Venezuela, los ciudadanos tenemos justificados motivos para preocuparnos. A lo largo de los últimos nueve años, el actual gobernante comenzó por cambiar el nombre de nuestra patria, anteponiéndole el nombre de "Bolivariana". Desde luego, el nombre de Bolívar es venerado por todos los venezolanos, pero la connotación de bolivariana no se basó en las ideas del Libertador, sino en la imagen retorcidamente utilizada -e indebidamente apropiada por una facción política- de un símbolo que en realidad pertenece a todos los venezolanos.

Nos cambiaron también la bandera, agregándole una estrella. Modificaron el escudo, cambiando hacia la izquierda la dirección hacia la cual se corre el caballo. Le cambiaron el nombre a todos los ministerios, anteponiéndole el calificativo de "Poder Popular" a la usanza de los más recalcitrantes gobiernos comunistas. Pretenden incluso cambiarle el nombre a Caracas, denominándola "Cuna de Bolívar y Reina de Guaraira Repano". Asimismo, en la reforma constitucional rechazada, pretendieron calificar a nuestra Fuerza Armada como "Popular y Antiimperialista", agregándole además un nuevo cuerpo -la milicia- e implantaron de manera ilegal el lema de "Patria, socialismo o muerte". Cambiaron el uso horario y ahora cambiarán el signo monetario. La lista de cambios absurdos resulta interminable.

No se trata de cambios inocentes. Se trata del empeño culpable de borrar los puntos de referencia histórica y de transformarnos en un país socialista, aun en contra de la voluntad expresa de los ciudadanos. Sólo uno de cada cuatro venezolanos votó a favor del SÍ; sin embargo, el oficialismo claramente ha manifestado su intención de buscar cualquier vía para imponer el socialismo, quiéranlo o no los ciudadanos.

josetoro@movistar.net.ve

No comments:

Post a Comment

Commented on The MasterBlog

Tags, Categories

news United States Venezuela Finance Money Latin America Oil Current Affairs Middle East Commodities Capitalism Chavez International Relations Israel Gold Economics NT Democracy China Politics Credit Hedge Funds Banks Europe Metals Asia Palestinians Miscellaneous Stocks Dollar Mining ForEx Corruption obama Iran UK Terrorism Africa Demographics Government UN Living Bailout Military Russia Debt Tech Islam Switzerland Philosophy Judaica Science Housing PDVSA Revolution USA War petroleo Scams articles Fed Education France Canada Security Travel central_banks OPEC Castro Nuclear freedom Colombia EU Energy Mining Stocks Diplomacy bonds India drugs Anti-Semitism populism Arabs Brazil Environment Irak Saudi Arabia elections Art Cuba Food Goldman Sachs Syria Afghanistan Hamas Lebanon Silver Trade copper Anti-Israel Egypt Hizbollah Madoff Ponzi Warren Buffett press Aviation BP Euro FARC Gaza Honduras Japan Music SEC Smuggling humor socialism trading Che Guevara Freddie Mac Geneve IMF Spain Turkey currencies violence wikileaks Agriculture Bolívar ETF Restaurants Satire communism computers derivatives Al-Qaida Bubble FT Greece NY PIIGS Republicans Sarkozy Space Sports BRIC CITGO DRC Flotilla Germany Globovision Google Health Inflation Law Libya Mexico Muslim Brotherhood Nazis Pensions Peru Uranium cnbc crime cyberattack fannieMae pakistan stratfor Apollo 11 Autos BBC Bernanke CIA Chile Climate change Congo Democrats EIA Haiti Holocaust IFTTT ISIS Jordan Labor M+A New York OAS Philanthropy Shell South Africa Tufts Ukraine bitly carbon earthquake facebook racism twitter Atom BHP Beijing Business CERN CVG CapitalMarkets Congress Curaçao ECB EPA ETA Ecuador Entebbe Florida Gulf oil spill Harvard Hezbollah Human Rights ICC Kenya L'Oréal Large Hadron Collider MasterBlog Morocco Nobel Panama Paulson RIO SWF Shiites Stats Sunnis Sweden TARP Tunisia UN Watch Uganda VC Water Yen apple berksire hathaway blogs bush elderly hft iPad journalism mavi marmara nationalization psycology sex spy taxes yuan ALCASA ANC Airbus Amazon Ariel Sharon Australia Batista Bettencourt Big Bang Big Mac Bill Gates Bin Laden Blackstone Blogger Boeing COMEX Capriles Charlie Hebdo Clinton Cocoa DSK Desalination Durban EADS Ecopetrol Elkann Entrepreneur FIAT FTSE Fannie Freddie Funds GE Hayek Helicopters Higgs Boson Hitler Huntsman Ice Cream Intel Izarra KKR Keynes Khodorskovsky Krugman LBO LSE Lex Mac Malawi Maps MasterCharts MasterFeeds MasterLiving MasterMetals MasterTech Microsoft Miliband Monarchy Moon Mossad Mugabe NYSE Namibia Nestle OWS OccupyWallStreet Oman PPP Pemex Perry Philippines Post Office Private Equity Property Putin QE Rio de Janeiro Rwanda Sephardim Shimon Peres Stuxnet TMX Tennis UAV UNHRC VALE Volcker WTC WWII Wimbledon World Bank World Cup ZIRP Zapatero airlines babies citibank culture ethics foreclosures happiness history iPhone infrastructure internet jobs kissinger lahde laptops lawyers leadership lithium markets miami microfinance pharmaceuticals real estate religion startup stock exchanges strippers subprime taliban temasek ubs universities weddimg zerohedge

Subscribe via email

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

AddThis

MasterStats